Herramientas Personales
Usted está aquí: Inicio Producción Animal Producción Avícola contenidos TEMA_2 ESQUEMA DE LA PRODUCCIÓN AVÍCOLA

ESQUEMA DE LA PRODUCCIÓN AVÍCOLA

Autores: Antonio Callejo Ramos

En este documento podrá estudiar cómo se organiza la estructura productiva del sector avícola

ESQUEMA GENERAL DE LA PRODUCCIÓN AVÍCOLA

 

El sector avícola se caracteriza, en sus modelos más intensificados, por un elevado nivel tecnológico y un complejo sistema productivo y comercial, lo que hace de la avicultura, sobre todo en el subsector carne, el más claro exponente de los sistemas de producción de ganadería intensiva.

 

Otra de las características fundamentales del sector es la enorme especialización de todos aquellos eslabones que componen la cadena productiva (tanto en la obtención de carne como en la de huevos de consumo) y en la que se pueden diferenciar, a efectos didácticos (y prácticos), los siguientes niveles productivos.

 

Nivel 1: Bisabuelas. Este nivel está monopolizado por poco más de 20 empresas en todo el mundo (en USA, Francia, Alemania, Israel, Gran Bretaña y Holanda). Estas empresas, una vez fijadas las diversas “líneas útiles de bisabuelas” (procedentes de la realización de apareamientos consanguíneos a partir de unos “pools genéticos iniciales”), proceden a efectuar los cruces de estas líneas entre sí y a seleccionar los productos obtenidos, estableciendo así las “líneas comerciales de abuelas y abuelos”.

 

Las “líneas útiles” serán aquéllas que permiten obtener el producto final (pollos de engorde o huevos de consumo) que demanda cada mercado al que van destinadas,

 

Nivel 2: Abuelas. Este nivel se basa en el establecimiento de abuelas, generalmente en el país de destino, a partir de la multiplicación de las poblaciones de abuelas y abuelos de 1 día importados de los países de origen, donde fueron establecidas. Este nivel constituye el punto de arranque de las empresas avícolas españolas.

 

Nivel 3: Madres (o Reproductoras). A partir de los abuelos/as se obtienen los reproductores (nivel madres) y son éstos los que dan lugar a los huevos fecundados que, una vez incubados, originan los pollitos de 1 día.

 

Obviamente, aunque el proceso descrito hasta este tercer nivel es esencialmente el mismo, las estirpes y líneas genéticas son distintas según que la orientación productiva sea la obtención de carne o de huevos para consumo. Además, dentro de cada una de estas orientaciones productivas, habrá líneas genéticas destinadas a crear la línea macho (el gallo reproductor del nivel 3) y otras destinadas a crear la línea hembra (la gallina reproductora del nivel 3).

 

Nivel 4.1: Carne. Cebo del pollito de 1 día. Los pollitos (machos y hembras) resultantes de la incubación de huevos fértiles son engordados en los cebaderos o “granjas de pollos”, donde se obtiene el pollo de carne, que es el producto final que se desea obtener.

 

Nivel 4.2:Carne. Sacrificio y comercialización. Una vez los pollos han sido cebados, van al matadero donde se procede a su sacrificio y faenado. Al mercado llegan mayoritariamente los productos procedentes del matadero y de las salas de despiece, en forma de canal entera o de troceados. Cada vez es mayor la comercialización de carne de pollo en forma de elaborados cárnicos.

 

Nivel 4.3. Puesta Ponedoras. Los pollitos y pollitas recién eclosionados (de estirpes genéticas de aptitud puesta) son sexados, aprovechándose únicamente las hembras, futuras ponedoras comerciales. Obviamente, es preciso proceder a su cría y recría antes de poder disponer de animales en producción comercial.

 

Nivel 4.4. Puesta. Clasificación y comercialización de los huevos para consumo o huevos comerciales puestos por las ponedoras. Su comercialización principal es como huevo en cáscara, aunque cada vez es mayor su transformación y comercialización en forma de ovoproductos.

 

El desarrollo del esquema estructural descrito es piramidal, con la base (cebo de pollos o explotación de ponedoras) como fase más dispersa y desagregada- Como se puede comprobar fácilmente, los distintos niveles del proceso productivo están íntimamente relacionados, formando “una cadena de producción” indisoluble (en realidad son dos, carne y puesta), donde cada eslabón depende del anterior y está íntimamente unido al siguiente. Ello determina, como se expone en documentación posterior, que los “eslabones productivos” de las cadenas esquematizadas puedan situarse bajo una misma responsabilidad empresarial, originándose las conocidas integraciones.

 

Estas esquemas productivos se representan en las figuras 1 y 2. La figura 3 expone un ejemplo de aplicación de esta estructura productiva para la producción de 220.000 toneladas anuales de carne de pollo (peso canal). Su complejidad es tal que todo el proceso, desde el núcleo de selección hasta el matadero requiere alrededor de 4 años, lo que significa que los resultados de cualquier decisión que se tome a nivel de aquél (acertada o errónea) no se verán hasta transcurrido dicho período.

 

 

 

 

 

Acciones de Documento
  • Enviar esto
  • Imprimir esto
  • Marcadores (bookmarks)
— archivado en: ,